Inicio >>  Consejos  >>  La negociación del salario

La negociación del salario

La cuestión económica es casi siempre la más espinosa de cuantas se plantean durante una entrevista laboral. ¿Qué salario voy a tener? ¿Cuánto voy a cobrar? son preguntas que cualquier candidato tiene siempre en mente pero que convienen saber manejar y lanzar en el momento adecuado.

A continuación tienes unos breves consejos para saber como abordar el tema.

  • Reflexiona sobre tus exigencias salariales y tenlas presentes, pero no las menciones abiertamente durante la entrevista. Espera a que llegue la etapa de la negociación.
  • Cuando te pregunten sobre el tema, responde de forma positiva, pero sin indicar cantidades específicas. “Me gustaría ganar suficiente para poder financiar tal o cual máster, curso…”
  • Indica tu sueldo deseado, ya sea diciendo que el sueldo es negociable dependiendo de la posición o señala un rango variable (entre 1.500 – 2.000 €, por ejemplo), si conoces el valor de mercado del puesto y de un trabajador con tus características y habilidad. Si respondes la pregunta en un formulario también puedes utilizar términos como “negociable” o “abierto”.
  • Estate preparado para responder a cuestiones sobre tu salario anterior durante la entrevista. Evita mencionar cantidades específicas en la medida de lo posible.
  • Investiga como están los salarios en tu campo: lee los últimos estudios de sueldos, habla con otras personas que trabajan en tu campo, entra en contacto con otras empresas o con asociaciones profesionales para saber cuanto se paga a otras personas por hacer el mismo trabajo.
  • Sé flexible. Cuando negocias el salario es muy posible que no obtengas las cantidad exacta de dinero que deseas. Normalmente conseguirás un compromiso de la empresa. El truco está en tener claro cuanto estás dispuesto a transigir y que harás si no te ofrecen un sueldo que consideres aceptable.

Lo que nunca debes hacer

  • No incluyas tus salarios anteriores en el currículum vitae. Saber las cosas que hiciste en un puesto de trabajo anterior es mucho más importante que saber lo que te pagaban.
  • No mientas de tu sueldo anterior. Los empleadores a menudo pueden verificar los sueldos anteriores, así que no te arriesgues.
  • Evita comparar tu sueldo con lo que están ganando tus amigos en otros campos, así evitarás tener envidia si ganan más que tú. Esta envidia es innecesaria si no trabajan en la misma área que tú y, por lo tanto, no se pueden comparar.
  • Intenta no hablar sobre cuanto dinero necesitas. Mientras estás en negociaciones salariales, no vale la pena decirle a tu jefe que necesitas ganar más dinero porque tienes facturas altas que pagar, hipoteca, seguros… No sirve de nada y empeora la visión que pueden tener de ti.

Etiquetas: ,

ENLACES PATROCINADOS