Vestir para la entrevista de trabajo: higiene

El aspecto es muy importante en la entrevista de trabajo. Aunque los entrevistadores tomarán muy en cuenta todo lo que digas en la entrevista, no hay que negar que las primeras impresiones son decisivas en el proceso de selección de personal. Aquí es donde la higiene juega un papel fundamental y no debes correr riesgos: un aspecto aseado envía señales de corrección y respeto.

Aquí tienes algunos consejos que deberás tener en cuenta al presentarte a una entrevista de trabajo:

  • Dúchate o báñate el día que tengas la entrevista (no pienses que un perfume o una colonia sirven como sustitutos de la ducha).
  • Utiliza un buen desodorante, a ser posible sin perfume. Evita los aerosoles que dejan marcas blancas, sobre todo si vas
    a llevar ropa negra
  • Si tienes un problema con el olor de pies, utiliza un buen producto. No estaría de más ponerte unas plantillas de carbono en los
    zapatos que vayas a llevar a la entrevista, ya que los zapatos retienen los olores. Aunque tengas los pies limpios, el calor que desprenden puede provocar malos olores.
  • Lleva el pelo bien limpio. El pelo lavado el día anterior puede parecer limpio, pero absorbe olores (de la cocina, del humo o si vas en metro). Si utilizas gel fijador o gomina, hazlo con moderación. El pelo con exceso de gel parece pegajoso. Invierte en un buen corte de pelo fácil de peinar .
  • Cuida tu aliento. No tomes platos que lleven ajo o cebolla el día anterior a la entrevista. Utiliza algún aerosol bucal para refrescar el aliento, por si acaso.
  • Lleva las uñas impecables. Límpiatelas bien, utiliza un palito de manicura para retirar la suciedad más incrustada, y llévalas bien cortadas y limadas. Si te muerdes las uñas, haz el esfuerzo de dejarlo antes de las entrevistas. Las uñas mordidas transmiten ansiedad.
  • Si estás resfriado o con un ataque de alergia, explícalo y discúlpate, y ten a mano un pañuelo (no te sorbas la nariz!).
  • Asegúrate de que la ropa que lleves a la entrevista esté recién lavada y planchada. Si el trayecto hasta las oficinas es largo, lleva la chaqueta en una bolsa especial y cuélgala en la parte trasera del coche; si vas en transporte público, llévala sobre un brazo. No te presentes con la ropa totalmente arrugada. Lleva un pequeño costurero de viaje por si se te cae un botón o alguna costura empieza a abrirse…
  • Lleva los zapatos bien limpios y en buen estado .